miércoles

El vuelo



Detrás de esta ventana vivo esperando el retorno de tu vuelo; tal vez un día escuches mi canto y te acerques,
como aquella vez cuando volaste
sobre la barda, para comer de mi alimento.



Sigo esperando por soles y lunas
el fugaz reflejo de tu sombra
sobre las ocultas palabras
que me sirven de nombre.



Aunque nunca me llames,
aunque nunca vengas,
aunque pase el invierno
y se vuelva primavera.



Un día consumiré todo mi alimento,
volaré sobre el abismo que nos separa
llegaré hasta tu ventana y no cantaré nada
(no haré lo que no quieras),
me desvaneceré
con la llegada de la madrugada.




® Elihe 16 de julio – 7 de febrero. 

1 comentario:

  1. ¡Muy bello! Se le espera, pero también se le respeta la ausencia

    ResponderEliminar

Aquí pueden comentar.
Se puede utilizar el código HTML
para que le den originalidad a sus opiniones.